sábado, 27 de diciembre de 2008

El primer libro de matemáticas impreso en Buenos Aires

José Lázaro y Galdiano (1862-1947), fue un editor y bibliófilo español que editó en Madrid, en el año1925, el libro Los incunables bonaerenses. En nuestra entrada del día 06-09-08 ya nos referimos a esta obra, citada en el pequeño volumen Máximas y pensamientos sobre el libro, que publicó en Buenos Aires, la Librería de A. García Santos, durante 1928.
En esta oportunidad les acercamos el texto que J. Lázaro escribió acerca de la obra que le da título a esta entrada, de la cual reproducimos la primera y la última página:

Portada del primer libro de ciencia pura impreso en Buenos Aires

"No conocemos, en los once primeros años de la imprenta bonaerense, ningún libro de ciencia pura. El primero apareció en 1792, una aritmética anónima de 80 páginas, de la cual no tuvieron conocimiento ni Gutiérrez, ni Zinny ni Fors.
El primero en citarla fue Medina, según un ejemplar existente en la Biblioteca Lamas, del que reprodujo la portada.
El sabio bibliógrafo chileno, o la vió de prisa, o no la vió ni de prisa ni despacio, pues no hace acerca de ella la menor indicación, fuera del tamaño y la portada, de la que acaso la enviaron una fotografía.
¿Quién fue el autor de este raro libro? ¿Un español? ¿Un argentino? ¿Se trata de una reproducción, hecha en Buenos Aires, de una Aritmética llevada de España?
En la Biblioteca Lázaro existe un ejemplar completo, que hemos estudiado con toda detención.
Se titula 'Aritmética práctica que comprende las más principales y necesarias reglas de cuentas para principiantes'.
Es, efectivamente, un libro práctico, preciso, en el cual, no obstante lo abstruso de la materia, encuentra el estudioso cierta amenidad.
Nosotros hemos experimentado deleite al hacer las cuentas para sacar los resultados de los curiosos ejemplos y casos que pone, dedicándonos a ello con pasión de mozo, venciendo, no sin algún esfuerzo, las dificultades nacidas, más que de lo complejo de los problemas, del olvido en que tenemos los estudios juveniles.

Última página de la primera Aritmética publicada en Buenos Aires

Sumar es reducir varias partidas a una; restar es descontar una partida menor de otra mayor; multiplicar es un sumar abreviado, y dividir es partir un todo en muchas partes: tales son las sencillas definiciones.
Puede afirmarse que el libro no es reproducción de otro español, pues en las aritméticas existentes en nuestras bibliotecas no hallamos, tras prolijo examen, ninguna que se le parezca. Las definiciones de las cuatro reglas difieren de las dadas allí. En la suma, por ejemplo, ninguna deja de advertir que los sumandos han de ser homogéneos, cosa que no dice la argentina.
Tampoco cabe suponer que lo haya escrito un español, pues habla del peso como unidad monetaria y dice que equivale a ocho reales españoles, y que el real tiene dos medios, o cuatro cuartillos, u ocho octavos. Si se tratara de libro español la explicación sería completamente contraria: no enseñaría el valor del real, por los españoles conocido, sino el valor del peso, por los españoles ignorado. Al hablar de las medidas escribe: 'Los españoles la dicen ana', y hubiera escrito: 'Los españoles la decimos ana'.
¿Será argentino?
Me inclino a creerlo y considero curioso averiguarlo, por tratarse del primer argentino que escribe un libro de matemáticas.
Mis sospechas se fundan en que pone el Peso como punto de partida para explicar el valor comparativo de las monedas de diversos países, y habla de la hierba mate y del agí como de productos, no exóticos, sino naturales.
Consigna que de Génova vienen damascos, terciopelos y otros géneros de seda, que se miden por la vara española, que es un 3 por 100 menor que la argentina y 'que se miden así porque, por uso y costumbre antiguo, se compra y se vende por el aneaje de España'.
En la página 75 dice: Vendí una factura a un comisionista de España, en que me quedaron líquidos 2.560 pesos corrientes.
Todo esto indica que el autor es americano, y, publicado el libro en Buenos Aires, tiene probabilidad de ser argentino."
J.L.


3 comentarios:

Marìa Candelaria Mejuto dijo...

TE FELICITO POR EL BLOG, GENIAL!

DIEGO MALLÉN dijo...

Enhorabuena por el blog. El artículo sobre Lázaro es extraordinario. Lázaro es considerado en España como uno de los grandes bibliófilos del siglo pasado. están editados los catálogos de libros y manuscritos de su biblioteca, que tuvo sus muchos avatares.
Saludos bibliófilos desde España de un modesto aficionado al libro antiguo (puedes ver mi pequeño blog).
Diego

Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
In first steps it is very nice if somebody supports you, so hope to meet friendly and helpful people here. Let me know if I can help you.
Thanks and good luck everyone! ;)